Agenda Paranaense

Sequía: el Plan Estirar de Massa pateó soluciones y sumó tensión en el agro

La estrategia de plantear nuevos encuentros y sumar tiempo hacia posibles anuncios para las próximas semanas cayó mal entre los productores. Desde Córdoba se fogonean rupturas contra las entidades madre de la Mesa de Enlace y medidas de fuerza. “Hay que dejar de prestarse para la foto si no hay soluciones concretas”, dicen dirigentes cordobeses. La presión fiscal contra el agro volvió a subir.

«Los estamos llamando a todos y ahora no nos atienden el teléfono. A ver, hay que dejar de prestarse para la foto, nos boludean. Si no hay soluciones concretas se tienen que levantar e irse». El comentario de un dirigente del agro de Córdoba resumía buena parte de la sensación y escepticismo con que los productores esperaban la reunión entre los referentes de la Comisión de Enlace (Sociedad Rural, Federación Agraria, CRA y Coninagro) que se dio el viernes al mediodía.

Tras el encuentro no hubo anuncios ni medidas concretas para el sector agrícola que está enfrentando una de las sequías más graves de los últimos años y que podría comerse cerca de 2 puntos del PBI del país. Lo que quedó fue, además de las fotos, la definición de que se establezca un cronograma de trabajo para tomar medidas económicas, fiscales, financieros y aduaneros y que serían anunciadas en febrero.

Según trascendió, le intención del ejecutivo nacional sería aplicar medidas puntuales y sectoriales y no acciones globales y coyunturales, como puede significar una disminución en las alícuotas de los derechos de exportación o una modificación en el tipo de cambio para la actividad exportadora. Hay poca expectativa de que medidas de amplio alcance sean anunciadas.

«La reunión con el gobierno dejó lo que suponíamos que iba a ser, sin ningún anuncio. Nosotros éramos partidarios desde Córdoba de no asistir a la reunión porque era una puesta en escena de anuncios vacíos que ni siquiera fueron anuncios. El sector está agobiado, más allá de la sequía por las prácticas que viene teniendo el gobierno. Y la sequía deja eso en evidencia», señaló Gabriel de Raedemaeker vicepresidente de CRA.

Para el dirigente acciones como la eliminación de los derechos de exportación y la necesidad de contar con un único tipo de cambio son claves. «Hay intervenciones distorsivas que hace el gobierno con cierres de exportaciones implícitos y explícitos. De eso no se habló, no había una agenda pre establecida para estos temas, solo una puesta en escena para acciones cosméticas. La Mesa de Enlace no se tiene que prestar a estas cosas sin saber cómo son los anuncios en el sentido de lo que el productor necesita. Lanzan mensajes de dádivas al sector y engañosos a la sociedad. La reunión fue absolutamente nada», afirmó.

En la misma sintonía se manifestó Pablo Martínez, presidente de la Sociedad Rural de Jesús María. La entidad es la «Rural» más potente del país con 3.000 establecimientos y productores asociados, representación de 5 departamentos del norte de la provincia y alianzas con otras sociedad de la región.

«En estas reuniones hay que pedir acciones concretas. Hay sectores que están con necesidades urgentes como el de la carne y la leche, muy afectados. La cosecha de soja, trigo, maíz ya está jugada en buena parte. Pero hay que pedir medidas concretas, que bajen a 0% las retenciones a la carne y a la leche que hoy tiene 9%, que liberen las exportaciones y vayamos a una libertad de mercado, eso hay que reclamar».

Para Martínez, la Mesa de Enlace volvió a ser rehén de una foto política con poco impacto en lo concreto: «Acá lo que pasa es que hay algunos jugadores de la Mesa de Enlace que tienen compromisos y van a pedir algunos subsidios y no tenemos que ir a pedir una dádiva. Yo me la banco si soy productor e inversor y si hay seca o piedra, problema mío. Hay zonas donde los maíces no florecieron, están secos, pero bueno, es un riesgo, no quiero un subsidio. Queremos que no nos saquen con las retenciones y liberen los mercados. Ahí hay que trabajar», remarcó.

Fragmentación. Ya en la previa a la reunión, desde algunos sectores se presionaba con la necesidad de fijar medidas de fuerza, en concreto un nuevo cese de comercialización si no había respuestas firmes a la situación del agro. Eso se verá en los próximos días y sin dudas se volverá a analizar si los anuncios que el ministro de Economía, Sergio Massa, prometió para la primera semana de febrero no llegan o tienen impacto resumido.

Pero la convocatoria y la foto de la Mesa de Enlace con el gobierno y asistencia a una reunión donde no había un norte de soluciones definido reactivó la mala relación entre los dirigentes con llegada al ejecutivo nacional y las entidades del interior, más cercanas a los productores.

Martínez, de la Rural de Jesús María, adelantó a Perfil Córdoba que esta semana que comienzan analizarán si siguen siendo parte de CRA, la entidad que los nuclea. La distancia con su presidente Jorge Chemes es ya indisimulable.

Otra vez, desde Córdoba es donde comienza a gestarse un núcleo duro que exige medidas y anuncios concretos, frente a la estrategia más dialoguista y tiempista de los dirigentes de la Mesa.

«Nos tenemos que ir de Cartez y de CRA si Jorge Chemes no nos atiende ni acusa lo que le estamos pidiendo desde Córdoba. ¿Qué sentido tiene seguir ahí?», dice.

-La situación del productor es muy delicada, pero el gobierno también está muy complicado, ¿hay margen para que dé concesiones? 
-Bueno, vamos a hablar en números. Van a dar de baja 150 mil planes sociales, son unos US$180 millones al año. Y si vos a la carne le sacas el 9% de retenciones son US$ 300 millones, si liberan las exportaciones para adelante se pueden perder US$150 millones en retenciones. Con la seca que hay es buen incentivo para seguir produciendo. Van a tener un gran impacto productivo y no quedan en la calle los pequeños productores contra un esfuerzo fiscal chico.

-¿Estos números no los tiene el gobierno?
-Los tienen y los entienden. Entienden todo y saben lo que hay que hacer, pero hay cuestiones de ideología que no los dejan. Ante la sociedad hay que destruir a un sector potente como el agropecuario. Ese es el mensaje que dan. Es el sector que exportó US$ 60 mil millones el año pasado y hay que pegarle porque hay que buscar un culpable. Ahora la urgencia es la carne y la leche porque son sectores que están destruidos.

COMENTARIOS

Relacionadas

«Precios Justos» abarcará entre 1.500 y 2.000 productos

Agenda Paranaense

Sergio Massa Superministro y sus 20 medidas

Agenda Paranaense

Bordet reunió al gabinete económico y estableció los objetivos para los próximos meses

Agenda Paranaense